Las 5 dudas que nos ha dejado Game of Thrones hasta ahora


La sexta temporada de esta épica está a un paso y, por ese motivo, repasamos lo más interesante de esta adictiva ficción, que regresó hoy, por HBO.

1. Il morto qui parla


La quinta temporada de Game of Thrones se centró buena parte de sus capítulos en la guerra personal de Jon Snow y su eterno intento de equilibrar y establecer una relativa paz entre los Guardianes de la Noche y los salvajes que viven más allá del muro. Jon Snow entendió casi desde el principio que la tregua de los pueblos era la clave para derrotar a la verdadera amenaza que representaban los caminantes blancos, una fuerza que hasta el momento parece indestructible. Él bregó por establecer alianzas, por sumergirse en pelotones enemigos para intentar comprenderlos y convencerlos desde adentro. Él no era un pacifista, todo lo contrario, era un guerrero nato. Como el personaje de Andy Garcia en la tercera parte de El Padrino, este también hijo bastardo tenía lo mejor de su familia: la habilidad táctica de Robb y la nobleza de Ned, sumado a una capacidad guerrera inmejorable. Pero su debilidad, justamente, fue su exceso de nobleza, lo mismo que causó la muerte de su padre.






Al final de la quinta temporada -y en un momento que congeló al mundo-, Jon Snow era asesinado por sus compañeros al considerarlo demasiado blando, demasiado dispuesto a negociar. Su ventaja era el pragmatismo y su fragilidad terminó siendo el confiar demasiado en los demás. Su muerte, rodeada por miles de rumores que piden a gritos verlo resucitar, será con seguridad uno de los eventos que más cola traerá dentro de la serie. Habrá que ver cómo se las ingenia la Guardia de la Noche para salir adelante en un ambiente tan hostil, ahora que se encargó de asesinar a su alumno más brillante.

2. Una alianza clave








Desde el comienzo de Game of Thrones había un puñado de historias que avanzaban de manera independiente y que parecían casi destinadas no cruzarse jamás. Pero en la temporada pasada, se forjó una de las alianzas que a futuro podría ser clave: la unión entre Daenerys Targaryen y Tyrion Lannister. Si bien el final de la temporada dejó a la Madre de los Dragones muy lejos de su gente, entre ambos comenzó un plan en conjunto que podría ser clave para la llegada al trono, y de hecho, hasta podría conformar el nuevo orden real, haciendo de ella la reina y de él, una vez más, la "mano" del Rey. Solo el tiempo dirá cuándo se reencontrarán estos personajes, pero indudablemente, la presencia del gnomo como posible líder al frente del ejército construido por Daenerys, lo coloca como uno de los personajes más fuertes en el mapa político de la serie. Irónicamente, él es uno de los pocos que no aspira con desesperación a obtener el trono mayor y justamente por eso se convierte en una fuerza impredecible en la carrera hacia al poder.

3. El poder de los niños Stark








En la quinta temporada, hubo un personaje del que no se supo absolutamente nada: Bran. Uno de los más pequeños del clan Stark es otra de las piezas que aún no mostró toda su capacidad. Al cierre de la cuarta tanda de episodios, Bran estaba comenzando a dominar un poder que le permitía "mudar" su mente a la de su lobo. Ese don necesitaba tiempo de práctica y al final de esa temporada, el personaje entraba en una cueva que podría ser vital para entrenar sus capacidades sobrenaturales.
Por otra parte, su hermana Arya está haciendo un recorrido no muy distinto. Luego de transitar y esquivar la muerte en varias oportunidades, la menor de las niñas Stark está en Bravoos, ciudad que aloja la misteriosa casa de Blanco y Negro, en la que comienza un aprendizaje que también está vinculado a habilidades sobrenaturales. Ella pierde la vista, pero eso será apenas el comienzo de un nuevo camino. De esa forma, los hermanos Stark, que si bien están separados, tendrán en la nueva temporada una importancia crucial, ya que los dos recorrerán por vías separadas caminos paralelos que podría unirlos en un futuro no muy lejano. Desde un lugar ajeno a la búsqueda del poder, Arya, Bran y sus respectivos poderes podrían ser herramientas que tuerzan la balanza del destino.

4. La furia rubia


Los hermanos (y amantes) Jaime y Cersei Lannister fueron siempre un dúo absolutamente necesario para el buen disfrute de esta ficción. Juntos o separados, el amor de estos personajes es tan inmenso que por momentos pareció humanizarlos y, el vínculo afectivo que los une, poco a poco los despojó de los tintes villanescos que ambos tuvieron al comienzo de la historia. Jaime es un personaje tan enorme, que puede llevar al espectador a sentir por él el odio más absoluto como así también la pena más enorme. Es el villano reconfigurado en héroe, el hombre que puede mutar en forma paulatina y despertar el cariño de los fans, siendo lo mismo lo que sucede con Cersei. De villana tipo bruja de Disney a la humillación más terrible en apenas cinco temporadas, ella transita un arco evolutivo que parece en constante movimiento. Y el asesinato de Myrcella, hija producto del incesto entre Jaime y su hermana, se convirtió en otro momento trágico de la última temporada que en estos nuevos episodios seguramente tenga terribles consecuencias.

5. La violencia de Ramsay (¿y la reivindicación de Theon?)


El hijo bastardo de Roose Bolton fue, desde su debut en Game of Thrones, un hombre que hizo del sadismo su sello autoral. Capaz de torturar hasta matar, de castrar y de humillar, Ramsay se ganó a fuerza de violencia el dudoso honor de ser uno de los personajes más terribles de la serie (lo cual, tratándose de Game of Thrones, no es poco decir). En los últimos episodios, él se dedicó a atormentar a la pobre Sansa, que desde el comienzo de la serie sufrió todos los matrimonios mal paridos que pudiera haber dando vuelta. Pero la cosa se tuerce cuando Theon, otro villano devenido a ciervo humillado, decide ayudar a la hija mayor de los Stark, para ambos fugarse del feroz yugo de Ramsay. Con ese acto, Theon pareciera arrimarse a una reivindicación luego de intentar apoderarse de Invernalia (hogar de los Stark), ayudando ni más ni menos que a la hija del hombre al que tanto odió. En esta temporada, se sabrá finalmente qué sucederá con esa pareja tan curiosa y conoceremos cómo continuará la carrera sádica de Ramsay, que parece más interesado en matar y torturar, que en llegar al trono.

Fuente: lanacion.com.ar.


¡Síguenos en Facebook!
loading...

0 comentarios: